Les dimos la mano...